Si te has preguntado ¿qué es clima laboral? y ¿por qué las empresas se lo toman en serio? déjame decirte la verdad. 

El clima laboral afecta directamente a los empleados y tiene mucho que ver con la manera en que desempeñan su trabajo.

Por esa razón las grandes empresas como Facebook, Google y muchas otras han tomado la decisión de enfocarse en esto e invertir en crear un ambiente laboral agradable para todos. Debo recalcar, que este no solo depende de los muebles, de las luces y de la comunidad, sino igual del cómo es la relación entre compañeros y líderes.

En este blog te explicaré más a detalle qué es clima laboral, por qué es fundamental que lo trabajes en tu empresa, cómo afecta a tus equipos y cuáles son las maneras en la que lo puedes mejorar. 

Índice

  1. ¿Qué es el clima laboral?
  2. Tipos de clima laboral
  3. Importancia de un ambiente laboral óptimo
  4. Indicadores de un clima laboral deficiente
  5. Mide el clima laboral de tu organización
  6. Maneras de mejorar el clima laboral

1. ¿Qué es el clima laboral?

El ambiente laboral, son los factores físicos y la manera en que se desenvuelven los colaboradores en su tiempo que realizan sus actividades de trabajo.

En primera instancia tenemos las condiciones físicas, es decir las condiciones de su área. Tienes que hacerte las siguientes preguntas, ¿tus subordinados tienen un espacio específico de trabajo? ¿Tienen sillas cómodas para soportar ocho horas sentados? Se trata de encontrar la forma en que se sientan amenos y cómodos.

Ahora cuando hablo sobre la manera en que se desenvuelven, me refiero a si entre ellos se llevan bien o existen problemas de chisme. En algunas ocasiones hay asignaciones de culpa porque algo no salió conforme a lo planeado, etc. Sin embargo, lo más importante ¿cómo es tu relación con ellos? ¿eres un líder que se interesa por ellos o solamente los ves como un medio de trabajo? Esta es la dinámica social y comunicativa que hay entre todos en todos los niveles.

2. Tipos de clima laboral

Tipos de clima laboral

Hay varios tipos de climas laborales que se pueden observar, te invito a que identifiques cuál es la que más se asemeja a tu organización.

Clima autoritario

En este tipo de ambiente laboral, están muy bien establecidas las jerarquías, se sabe quienes son los líderes o jefes y quienes son los colaboradores, esto con el fin de que todos conozcan quien da las órdenes.

Aquí la comunicación es escasa y solo es utilizada para explicar las actividades que se realizarán, no hay un feedback de parte del jefe, ni flexibilidad para escuchar las opiniones de otras áreas.

Clima paternalista

A pesar de que la estructura jerárquica está bien establecida, se puede observar que hay una relación entre jefes y subordinados, sin embargo, esta es meramente superficial.

En la mayoría de los casos se trabaja un sistema de recompensas y sanciones, por lo que se mantiene un feedback débil, además de que las decisiones son tomadas por los altos mandos y solo muy pocas veces realizan colaboración con sus equipos.

Clima consultivo

En las empresas con un clima laboral consultivo, se puede notar cómo la dinámica de trabajo es mucho mejor, ya que existe un alto grado de comunicación y confianza.

Su sistema de jerarquía es vertical, no obstante logran que sus equipos puedan sentirse más cómodos dando su opinión, lo que permite que sean escuchados y valorados, como resultado esto tiene una repercusión positiva en el desarrollo de su trabajo.

Clima participativo

Se considera como un clima de trabajo ideal, porque los jefes tienen plena confianza con sus equipos de trabajo, por lo que la toma de decisiones se hace en conjunto, hay una mayor autonomía en las áreas dado a que todos trabajan por el bien común de la empresa.

Existe una comunicación fluida, hay un feed back fuerte, los integrantes se sienten realizados y valorados, además que generan un compromiso con la organización.

3. Importancia de un ambiente laboral óptimo

Ahora que conoces qué es clima laboral y te has dado una idea de cuál es el estado de tu empresa, quiero explicarte por qué es importante poner especial atención en esta.

Y la razón que más destaca, es que afecta a la productividad de todos los empleados de la empresa. Recuerdas alguna vez que estuviste enfermo y no quisiste ni siquiera mover un dedo, estoy casi seguro que no querías ir a trabajar ¿verdad? Lo mismo sucede con tus equipos, un mal ambiente no favorece su productividad.

De la misma manera, todo lo que pasa al interior de tu empresa, va a afectar a los tus clientes y esto porque la mayoría de las veces ellos van a tener una comunicación con tu organización, no solo con tu producto o servicio.

Es necesario entender que proporcionar y procurar un buen ambiente laboral, da pie a una relación de ganar-ganar. Tu empresa se preocupa por el bienestar de sus colaboradores y ellos por dar lo mejor de sí para la organización.

4. Indicadores de un clima laboral deficiente 

Existen muchos indicadores de los que te puedes percatar a simple vista para saber que el clima laboral de tu empresa no es el mejor.

Indicadores de un mal clima laboral

1. Liderazgo negativo

Una de las cosas que debes analizar en el ambiente laboral, es la manera en la que se ejerce el liderazgo, debido a que establece las pautas de cómo las actividades se realizan, las actitudes que se toman y la forma de comunicación.

Si eres un jefe que se muestra desinteresado, que no se toma el tiempo de comunicarse con su equipo y que no le da importancia a otras áreas del trabajo, es momento de que comiences a buscar alternativas de solución.

2. No hay una organización establecida

Cuando no existe una organización establecida, donde se especifique cuál es el rol y las responsabilidades de cada uno de los miembros de la organización los resultados no son favorecedores.

Debido a que comienzan a surgir competencias que no son sanas entre compañeros, por querer ganar atención del jefe o por querer sobresalir, asimismo hay acumulación de tareas, saturación de las mismas, etc.

Esto termina perjudicando no solamente el ambiente de trabajo, sino igual la productividad de la empresa y el estado de ánimo de todos los miembros.

3. Mala comunicación

La comunicación es fundamental para todo lo que hagas, una empresa con clima laboral deficiente, carece de un flujo de comunicación que permita expresar todas las inquietudes o dudas.

Esto afecta a la relación entre departamentos, en la asignación de tareas, organización de responsabilidades, asuntos pendientes y resolución de problemas.

4. Existen más problemas que soluciones

Con esta falta de organización y comunicación es más que notorio que los problemas surgen en diferentes direcciones y sé que esto es normal en toda organización, pero lo que no es correcto es que tu equipo comience a buscar quien es el culpable, en vez de investigar soluciones que se puedan aplicar.

5. Falta de compromiso

Si cuentas con equipos los cuales solamente hacen su trabajo, podrás creer que no es algo malo, pero dejame decirte que sí lo es, porque ellos no se sienten parte o identificados con la empresa.

Por lo tanto, su trabajo no rinde o no mejora como podría llegar a hacerlo, dado a que solamente lo hacen por cumplir. 

Alguien que no se sienta parte de la empresa donde labora igual tiene probabilidades de desertar, esto representa algo malo para ti, pues seguirá siendo un ciclo que se repite constantemente.

6. Horas imprudentes de trabajo

Como mencione al principio de este contenido, un clima laboral es la combinación de los factores sociales, pero igual físicos. Si observas que tus compañeros están trabajando en horas no adecuadas y más de lo que les corresponde, es un mal indicador.

Cabe recalcar, que lo anterior solo aplica cuando esto es constante, en ciertas ocasiones hacer horas extras por un proyecto importante, no es malo, de hecho ahí podrás ver el compromiso que tienen tus equipos por el trabajo.

5. Mide el clima laboral de tu organización

Ya conoces qué es clima laboral, por qué es importante, cuáles son los beneficios para tu empresa, ahora debes aprender a medir el nivel de tu ambiente laboral para saber qué métodos debes aplicar para formar uno.

Algunas de las maneras son mediante:

Observación

Consiste en que tú, como líder debes observar detalladamente cómo transcurre un día normal en el trabajo, cómo es la dinámica, quienes están presentes, cómo se desenvuelven, etc.

A pesar de ser una herramienta eficaz, existen muchas variantes que no se pueden detectar a simple vista y que probablemente tus colaboradores cambien sus acciones por notar que estás observando. Por lo que te sugiero que lo utilices como complemento de las siguientes herramientas.

Grupos focales

Los grupos focales son entrevistas que se hacen a un grupo de personas de 4 y 10 miembros, en los que un moderador les va haciendo preguntas sobre cómo se sienten en la oficina, si tienen alguna complicación, cuál es su opinión etc.

De ser posible debe haber un moderador y un observador para que este pueda evaluar sus comportamientos, entre otras cosas. Esta es una de las mejores maneras de evaluar a tu equipo, sin embargo, si no existe un ambiente de confianza, esta dinámica va a ser más complicada.

Encuestas

Las encuestas son una de las herramientas más utilizadas porque son muy eficaces para poder obtener información precisa del equipo, porque se hace de manera personal y se puede conocer su perspectiva más detalladamente.

Para que los resultados sean mejores y obtener información más objetiva, puedes hacer que las encuestas sean anónimas para que tus equipos se sientan más cómodos para expresar sus opiniones.

Una vez hayas decidido cuál herramienta vas a utilizar, recuerda abordar los temas de:

  • Trabajo con sus compañeros: Cómo es la relación con los de su misma área de trabajo y con otras, si ellos consideran que existe el trabajo en equipo, si existe un apoyo mutuo, cómo son las relaciones interpersonales, etc.
  • Comunicación: Toca temas sobre si hay una comunicación completa, si se sienten escuchados y si saben que pueden dar su opinión.
  • Equilibrio entre su vida personal y laboral: Haz preguntas sobre cómo son las cosas en su hogar, si se da tiempo para el mismo, entre otras cosas.
  • Desarrollo de habilidades: Indaga cómo fue su comienzo en la organización, si tuvo capacitaciones, cómo cree que han mejorado sus habilidades, si se siente capaz si le dieran un nuevo puesto y en que le gustaría mejorar.
  • Instalaciones: En esta sección podrás formular interrogantes más directas, por ejemplo, si se siente cómodo con su espacio de trabajo, que le gustaría que mejorar en la empresa, que inmobiliario necesita mantenimiento, si le gusta ir a la oficina, etc.

6. Maneras de mejorar el clima laboral

Un mal clima laboral puede impactar más de lo que te imaginas ¿verdad? Pero no te preocupes, a continuación te dejo unos consejos que puedes seguir para mejorar el de tu empresa.

Práctica un liderazgo sano

Creo firmemente que el liderazgo no solamente es mandar y designar tareas, un verdadero líder busca que sus equipos crezca, al igual que sabe que diferenciar entre actividades importantes urgentes y necesarias.

Por ejemplo, si ibas a planificar el siguiente plan de ventas, pero ves al nuevo miembro del equipo, sabes que conocerlo y presentarte quizá no es urgente pero sabes que es importante y necesario para comenzar a crear lazos y fomentar el buen clima laboral.

Fomenta las relaciones sanas

El presentarte con el nuevo, no es suficiente, tú como líder debes mantener una relación con todos los de tu equipo, tener una preocupación real por ellos, pero sin dejar de pedir su excelencia en el trabajo.

De la misma manera puedes promover las actividades que ayuden a los equipos de cada área a conocerse, en un ambiente relajado, divertido y recreativo, esto va a favorecer las relaciones y el compañerismo.

Capacita a tu equipo

Capacitar a tu equipo para que cada vez vayan adquiriendo nuevos conocimientos y habilidades, es una característica que debes tener como líder y que además es parte de un buen clima laboral.

Esto ayudará a que establezcas una estructura jerárquica fuerte pero flexible, la cual favorecerá el rendimiento de la empresa en general.

Promueve la cultura de reconocimiento

La cultura de reconocimiento va a generar compromiso de tu equipo hacia la empresa, además es que el reconocimiento es un potenciador del trabajo en equipo, la iniciativa y mejora continua.

Hay un ejercicio llamado “La dinámica del circo” que consiste en separar a todo tus colaboradores en dos equipos, el primero serán los actores del circo y el segundo grupo será el público. 

En el primer acto pido de manera discreta al público que abucheen o ignoren a sus compañeros y en la segunda ocasión que les aplaudan y celebren; como te podrás imaginar, en la segunda ocasión los actores comienzan a esforzarse más y hacerlo mejor, esto es una clara demostración de lo que logra el reconocimiento.

Claro que siempre se vas a tener que  pedir cuentas de las actividades que se realizan y habrá correcciones, pero eso no significa que no puedas reconocer las cosas que hacen bien, el practicarlo incentiva a que den su mayor esfuerzo en las siguientes oportunidades que tengan.

Escucha a tu equipo

La escucha activa es parte de una conversación; para lograr un buen clima laboral, debes prestar atención a lo que dicen tus equipos, ellos se van percatan si realmente es buena tu intención o solo lo haces por compromiso.

Esto va a traer grandes ideas a tu empresa que quizá a ti no se te han ocurrido y así podrás ir mejorando en todos los aspectos.

Se flexible

Es de suma importancia que seas flexible ante las situaciones que pasen tus compañeros, sé empático cuando veas que uno de ellos está triste, quizá se sienta mal o incluso cuando pidan algún permiso, ¿sabías que hay empresas donde a las personas les frustra pedir algún consentimiento por las posibles trabas que le presentarán? 

Por supuesto que esto no lo vas a permitir todos los días por cualquier cosa, pero es algo que deberás aprender a identificar, además esto ayudará a que se sientan agradecidos y tratarán de rendir el doble.

Construye espacios de trabajo óptimos

Destina una parte de lo económico a la construcción de un espacio físico en donde todos los miembro de tu equipo se sientan cómodos. Con esto no quiero decir que derrumbes tu edificio y construyas uno nuevo, pero sí puedes implementar pequeños artículos que mejoran el ambiente.

Por ejemplo, un espacio donde se pueda almorzar, quizá pintar la oficina, cambiar las sillas si se encuentran en mal estado, comprar una cafetera, nuevos escritorios; recuerda que lo más óptimo es preguntarle a ellos cómo les puedes ayudar a sentirse mejor.

Conclusión

Hemos llegado al final de este artículo, te llevarás conocimiento sobre qué es clima laboral y la importancia de mejorar el de tu empresa, te invito a que pongas todo lo anterior en práctica, verás que todos te lo agradecerán.

Solo me queda decir ¡bienvenido a mi blog! Visítalo porque ahí hablaré sobre muchos más temas que pueden ayudar al desarrollo de tu empresa.

Author

Soy Adolfo, coach, conferencista y consultor en transformación humana y organizacional, me especializo en temas de liderazgo, comunicación y generación de equipos de alto desempeño.

Write A Comment